La inflación sigue alta (ver octubre). El remedio del macrismo es subir la tasa de interés. Paga la producción y el trabajo. Destruyen empleo.

El mercado ajusta tasas y las Lebac llegan al 30%

RENDIMIENTOS DE PLAZOS FIJOS EN PESOS YA TREPARON MÁS DE 100 PUNTOS BÁSICOS Y SUPERAN 20%

La batalla contra la inflación será dura y larga. El BCRA lo sabe, aunque creyó que había doblegado a la infantería de los remarcadores de precios. Tiene por delante un álgido trimestre para mostrar resultados.

JORGE G. HERRERA

El BCRA intensificó la dosis del apretón monetario y el mercado acusó recibo ajustando las tasas de todo el menú financiero. Ayer los rendimientos de las Lebac en el mercado secundario rozaron el 30% anual en el tramo medio. Ya no quedan dudas que lideramos el ranking mundial de tasas de interés reales. Estamos hablando de niveles del orden de 13 puntos porcentuales anuales. Según reconocen en el BCRA son niveles incómodos, fuera del rango con que desea operar el ente monetario, pero a la luz de la performance inflacionaria todo vale. Las elecciones ya pasaron. El triunfo fue contundente y ahora hay que hacer los deberes. El martes el propio titular del BCRA, Federico Sturzenegger sugirió que las nuevas tasas se mantendrían por lo menos durante el verano, hasta que la inflación dé señales de estar desacelerándose dentro del sendero al que apunta el BCRA, en torno al 1% mensual.

Todo el espectro de tasas del mercado financiero experimentó ajustes tras la última suba de la tasa de política monetaria de 150 puntos básicos a fines del mes pasado. Cuando todavía no se habían digerido las nuevas tasas, sobrevino otro ajuste de 100 puntos y ahora la tasa de referencia se alzó al 28,75% anual. Cabe recordar que en el último REM de octubre la inflación esperada para los próximos doce meses se ubicó en el 17,3%.

Las tasas de las Lebac en el mercado secundario ya subieron, también la tasa Badlar (bancos privados) para grandes depósitos a casi 22,5% y 22% para los pequeños. El call trepó a casi 27% y la tasa promedio de descubierto al 28,5%. Así y todo la de plazo fijo a 30 días apenas superó el 20,4%. Tanto en el BCRA como en el mercado anticipan que las entidades deberán salir a buscar fondos, sobre todo aquellas que no tienen tanto stock de Lebac. Vale señalar que en los últimos doce meses el nivel de liquidez del sistema pasó de más del 44% a menos del 39%. Esta caída de la liquidez responde a una reducción de la posición de pases y de Lebac, para acompañar así el boom crediticio (los préstamos privados crecieron casi 42% interanual el mes pasado, con líneas como hipotecarios al 78%). De modo que los bancos, si quieren seguir satisfaciendo la demanda de crédito del sector privado deberán salir a fondearse para lo cual tendrán que convalidar mayores rendimientos para los plazos fijos (que hoy siguen siendo negativos en términos reales). O bien, sacrificar tenencia de Lebac o pases. Lo cierto es que ya algunos bancos comenzaron a elevar los rendimientos que ofrecen para colocaciones a plazo fijo. Claro que lo están haciendo en forma muy tímida, o más bien, acorde con la política oficial del “gradualismo”. Pero ante la zanahoria de las Lebac deberán ingeniárselas para atraer a los ahorristas. Todo ello cuando se tiene por delante el período estacional de mayor demanda de dinero del año, lo que anticipa (ante el cambio de integración de los encajes de promedio trimestral al mensual) mayores necesidades de liquidez. Por ende mayor presión sobre las tasas.

La contracara será un mayor costo de financiamiento tanto para empresas como para las familias. Aunque bajo la expectativa de un período de estabilidad cambiaria se potencian los rendimientos de las apuestas al “carry trade”. Veremos quién gana: tasa o dólar.

Fuente: www.ambito.com. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.