La provincia de Mendoza ocupa el triste lugar de vanguardia represiva contra los docentes. Ítem aula, multas al sindicato y policías en las escuelas muestran la práctica de un gobierno de terror.

La propuesta que ahora toma como emblema el macrismo para atacar a los docentes tuvo origen en Mendoza e ingeniosamente le llamaron “ítem aula

Aún vigente porque la Corte mendocina no se ha expedido sobre una medida violatoria de derechos, este “ítem” constituye una especie de presentismo adicional que hace que cualquier inasistencia, sea por enfermedad o por paro o por lo que sea, suponga descuentos exorbitantes sobre el salario mensual. Así es que la maestra que falta un día por estar enferma o por hacer paro sufre un descuento que puede llegar al tercio del salario. El efecto ya se ve. Se cuentan por varios los casos de maestras muertas por ir enfermas a clase. Más difícil es establecer estadísticas de maestros que hayan contagiado a sus alumnos por el mismo motivo.

Quizá el colmo del ridículo represivo corre por cuenta del intendente de la Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez, quien sustentado en una ordenanza violatoria de toda legalidad, multa al Sindicato docente por marchar.

Suárez, como buen macrista, hace gala de un insólito cinismo. Él mismo participó de marchas y concentraciones, que interrumpieron el tránsito, y con esa “legislación” vigente.

Ah, pero fueron contra Cristina Kirchner… Incluso, con esa perversa e insidiosa campaña del grupo Clarín y los terroristas de estado que pretenden presentar la muerte de Nisman como asesinato y vincular a la ex presidenta. Ver participación de Suárez en concentraciones en centro de Mendoza

Pero no acaba ahí la avanzada represiva del macrismo mendocino.

En asocio con la Nación mandaron policías a escuelas a espiar docentes y directivos.

¿A esta crónica le falta un remate? No, no tiene remate. Así estamos. ¿Hasta cuándo?

Imagen: Agenda 4 P.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.