Presidente, gobernadores, diputados, se ensañan contra mujeres persiguiéndolas o atacándolas en su condición de tales, sin embargo, “adhieren” a las marchas contra la violencia de género.

Macri tiene toda una historia en la Ciudad de Buenos Aires donde año tras año fue reduciendo los programas para la mujer y en contra de la violencia de género. Mientras lo hacía, no dejaba un minuto de decir que “Tenemos que actuar juntos para terminar con esta epidemia de violencia contra la mujer”. ¿Te suena parecido a algo? MIRALO AQUÍ.

Su mujer, Juliana Awada, ha sido reiteradamente denunciada por trabajo esclavo. Una de sus marcas es Cheeky. VER.

Como si nada, Juliana se sube y dice “Hoy y todos los días. Ni una menos”. SORPRENDETE AQUÍ.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, no respeta los derechos humanos de ningún jujeño pero menos aún los de Milagro Sala y sus compañeras de la organización Tupac Amaru. Son vejadas cotidianamente por fuerzas de terrorismo de estado. Pero Morales “adhiere” al Ni una menos. CLICK AQUÍ.

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, dice apoyar las marchas contra la violencia de género pero propone como candidato a la Suprema Corte Provincial a un juez señalado por misógino y homofóbico. Las denuncias provienen de luchadores reconocidos de los derechos de las mujeres y la diversidad. LEÉ MÁS.

El diputado radical de Cambiemos, Mario Negri, fue denunciado por misógino. Su respuesta deja claro que lo es. ¡MIRÁ SU RESPUESTA!

No puede ser de otro modo, el gobierno macrista, un gobierno del engaño planificado, miente cuando habla de violencia de género. Basta verlos actuar.

Imagen: La Alameda

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.