Los medios de Magnetto mejoran los métodos que usaron para encubrir la dictadura. Ahora hacen ellos inteligencia contra los opositores.

Y lo publican en espacio central enviando un mensaje de clara extorsión.

Lo padeció ayer Elizabeth Gómez Alcorta, abogada de Milagro Sala, estigmatizada en Clarín. “Una chica de San Isidro fanática de Fidel Castro” reza el título perverso.

Mucho más grave es el desarrollo de la nota. Se explaya exponiendo un trabajo de inteligencia sobre la abogada.

El párrafo más intimidante es la mención a su hijo. Proviniendo de Magnetto, relacionado con secuestros de niños durante la dictadura, no puede ser tomado a la ligera.

De carácter fuerte y voz suave, la abogada defensora -madre de Milo- a comienzos de diciembre se animó a decir que fue “cuasi fascista y anti republicano” el comentario del presidente Mauricio Macri respecto a que “a la mayoría de los argentinos nos ha parecido que había una cantidad de delitos importantes que se habían cometido por parte de Sala”.

¿Habrá algún juez que llame a esta intimidación por su nombre? Por mucho menos que esto Milagro Sala enfrenta un juicio en estos momentos.

La nota del apriete

Apriete mafioso a la abogada de Milagro Sala

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.