Insólito apriete en la tapa de los diarios del régimen a dos jueces federales. Están enojados porque no le entregaron a Macri y Magnetto C5N.

Una nueva ofensiva de Macri, su ministro Germán Garavano (sí, el mismo que encubre el atentado a la AMIA) y los medios oficialistas para sacar de la Justicia Federal a los camaristas: Eduardo Farah y Jorge Ballestero.

“Le aceptaríamos la renuncia a Ballestero”, dijo Garavano.

La Nación nos cuenta que el gobierno aceptaría la renuncia de Ballestero. La extorsión del régimen es explícita. Como tantas cosas, no pasó nunca algo así en un gobierno votado por el pueblo, pero ya sabemos que este régimen no es una democracia.

Farah y Ballestero no confirmaron la prisión de Cristóbal López. Macri lo quería en la cárcel para hacerle entregar C5N y el resto de los medios de Indalo a un testaferro de la entente que conforma con Magnetto. Cualquier día puede verse en los medios macristas las operaciones al respecto. Muy parecidas a las que hizo Magnetto con el Grupo Graiver para quedarse con Papel Prensa.

Esta presión no es la única que ejerce Macri para quedarse con C5N. Usa la AFIP de ariete para bloquear el concurso, pedir la quiebra y, a su vez, en una maniobra (nuevamente) ilegal, impulsa una demanda civil contra López. Ver.

El apriete en La Nación

Imagen: MinutoUno.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.