Los porteños pagan por tres. Por cada peso que paga el Estado, el elenco macrista embolsa dos. Las transferencias extraordinarias de Macri a la administración de Rodriguez Larreta engrosarán esa bolsa.

Un error en una página web del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires permitió conocer el nivel de sobreprecios y generalización del sistema de cohecho con que funciona esa gestión o, al menos, el área de Cultura.

En la programación de espectáculos transcribieron, literalmente, en la web, que un artista cobraría $ 2.000 pero “a nosotros” nos factura $ 6.000. El nivel del latrocinio ranquea para campeonato. Tanto como eso, la generalización del conocimiento de cómo funciona el sistema. Evidentemente, el artista, el contratante, el encargado de la producción y hasta el operador de PC que carga la página, tienen acceso a esta información.

Es casi imposible pensar que no haya una cadena de complicidad que llegue a la cúspide. Semejante estructura no se construyó en los siete meses de Larreta. Todo indica que viene de la gestión de Macri.

En esa área, el creador de la red de sobreprecios sería Hernán Lombardi, quien hoy se encarga de perseguir periodistas y censurar medios.

El Gobierno de la Ciudad publicó por error cómo cobra sobreprecios

Se filtró en la web gubernamental cultural la sobrefacturación a un cliente. Aún no hubo explicaciones oficiales. El blooper fue descubierto por un usuario de Twitter.

Por tres. Manso choreo

Escándalo en el Gobierno de la Ciudad. Por error, se filtró en la web cultural gubernamental cómo desde la gestión de Horacio Rodríguez Larreta le facturan con sobreprecios a un cliente.

Desde el portal oficial “Agenda Cultural” se hizo una crónica con la cantidad de actividades a desarrollarse para niños en La Usina del Arte situada en La Boca. Sin embargo, en uno de los horarios de la jornada se filtró el siguiente comentario: “17 h // Correte, Spider-Man, mi superhéroe ha llegado x Fernando Calvi (tiene que cobran 2000, nos va a factura 6000)”.

Se trata del evento “Correte, Spiderman, mi superhéroe ha llegado”, de Fernando Calvi. El organismo, que hasta hace pocos días conducía Darío Lopérfido, dejó en evidencia el pago de sobreprecios a través de su página web.

Rápidamente, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dio de baja la página web que, por el momento, sigue inactiva. La captura de pantalla que evidencia la sobrefacturación fue viralizada en las redes sociales.

Fuente e imágenes:www.argnoticias.com. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.