El juez que quiere meter presa a Hebe debe decidir si investiga la prueba de lo que es evidente. Hay una asociación entre Clarín, Stolbizer, Bonadío y otros para perseguir al kirchnerismo. Uno de ellos confesó pero al fiscal le parece poco.

Desestimaron una denuncia del abogado de Cristina Kirchner contra Stolbizer, Bonadio y Magnetto

En el caso interviene el juez Marcelo Martínez De Giorgi

Por Omar Lavieri 

El fiscal federal Franco Picardi desestimó por “inexistencia de delito” la denuncia que presentó contra la diputada Margarita Stolbizer, el juez Claudio Bonadio y el CEO de Clarín Héctor Magnetto, el abogado Gregorio Dalbón, quien representa en varios juicios civiles a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner.

El 8 de agosto pasado Dalbón había denunciado a Stolbizer, Bonadio y Magnetto por extorsión, extorsión con amenaza contra el honor, asociación ilícita, intimidación pública, abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, entre otros delitos. Lo había hecho a partir de un par de tuits que había publicado la diputada nacional por la Coalición Cívica e integrante de Cambiemos Elisa Carrió.

El caso lleva el número 10909/16 y fue asignado por sorteo en el juzgado a cargo de Marcelo Martínez De Giorgi, con la intervención de Picardi. El fiscal, en un dictamen al que Infobae accedió en fuentes judiciales, desestimó la denuncia. Ante la ausencia de impulso fiscal, los jueces- en general- cierran las causas.

Dalbón, en su denuncia, citada en el escrito de Picardi, había dicho que “Como es de público conocimiento represento a las mandataria Cristina Fernández de Kirchner en asuntos que corresponde a otros fueros, en concreto al fuero civil. En razón de mi labor como letrado de la ex mandataria se realizaron dos mediaciones con el fin de interponer formal demanda contra la diputada nacional Margarita Stolbizer y el periodista Eduardo Feinmann. Ambas V.S. (se dirige al juez), han finalizado sin acuerdo y serán sus pares civiles los que decidan en derecho la razón esgrimida en cada demanda de difamación que se interponga. A raíz de dicha explicación y casualmente la noche anterior a la mediación con la Diputada Stolbizer en la cuenta de la red social Twitter de Elisa Lilita Carrió (@elisacarrio) …escribe los siguientes mensajes a la red social: “Es bueno que Stolbizer esté denunciando hoy con la ayuda de Clarín y Bonadio. 22.01 del 7 de agosto de 2016. Cuatro minutos luego de esa aseveración escribe: “Este país necesita justicia y no venganza” 22.05 del 7 de agosto de 2016″.

El abogado de la ex presidente había señalado que “…motiva mi denuncia no dejar pasar algo tan despreciable como que un par suyo, Claudio Bonadio, se preste a ayudar, colaborar y/o entregar información calificada, secreta o el chisme que se le pueda ocurrir a una legisladora para que con la ayuda del medio más poderoso del país denuncien a una ex presidenta. Esto V.S lo dice otra legisladora (ELISA CARRIÓ) ni siquiera vengo a contarlo personalmente, ESTÁ ESCRITO”. Y agregó: “Es por ello que se debe investigar la razón de los dichos de carió para entender que en la Argentina no se puede manipular un juez desde un diario y ellos manipular a una legisladora para que esta cumpla como una marioneta los requerimientos solicitado, siempre orientados a deshonrar a la familia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner. Ya basta Sr. Juez Con el derecho y la ley todo: Con la persecución, amenazas, grupos de tareas para armar causas BASTA. No me enseñaron a engañar para llegar a un resultado. Al resultado Justicia se llega con un debido proceso, con las garantías constitucionales de defensa en juicio. No con un combo: JUEZ, DIPUTADA, DIARIO. Seamos serios, porque la inseguridad jurídica que sale de Comodoro Py en casos como el traído a estudio de V.S roza la ilegalidad y humildemente constituye delito”.

El fiscal Picardi analizó la denuncia de Dalbón y consideró que no constituye delito y por eso la desestimó. Para fundamentar su decisión en cuanto a las condiciones que una denuncia debe poseer para que sea impulsada y a partir de ello iniciar una investigación por un delito penal, el fiscal citó jurisprudencia y a diferentes autores.

Pero además hizo algunas apreciaciones sobre el caso en particular: “considero oportuno remarcar que aquí debo expedirme únicamente sobre si corresponde impulsar la acción penal para investigar la supuesta comisión de hechos delictivos, por lo tanto, no será tarea de esta instancia de excepción hacer apreciaciones respecto de las cuestiones de carácter político-partidario planteadas por el denunciante”.

Picardi dijo que: “Sumado a ello, se debe tener en cuenta la gravedad de las conductas que el denunciante pretende atribuirle específicamente a un juez y a una diputada de la Nación, lo que reclama, por un lado, no apelar a un mero recurso dialéctico y realizar un examen aún más pormenorizado por parte del órgano y por el otro, que la imputación se asiente sobre circunstancias y pruebas concretas ya que de lo contrario se estaría poniendo en riesgo injustificadamente el honor de funcionarios del Estado, situación que no debe ser admisible bajo ningún concepto”·

“…no puedo soslayar que la única fuente que dio lugar a la presentación (…) fue precisamente el contenido de dos publicaciones efectuadas en una red social, con el agravante de que tampoco de ellas surge algún hecho o circunstancias concretas que permitan sospechar la comisión de un ilícito”.

“Además -explicó Picardi- sería cuanto menos imprudente darle entidad aisladamente a opiniones y/o acusaciones que se realizan a través de las distintas redes sociales entre los distintos políticos y/o personajes públicos de nuestro país, cuando esto prácticamente ocurre cotidianamente en los diferentes medios de comunicación. En todo caso, no es este fuero penal de excepción quien debe intervenir en un caso como el aquí planteado, debido a que existen otras vías y fueros para canalizar tales demandas, tal como lo ha hecho el denunciante ante la justicia civil conforme surge de su presentación”.

“Por otro lado-agregó Picardi- respecto de lo manifestado por el denunciante sobre la presunta colaboración y entrega de información “calificada, secreta o el chisme que se le pueda ocurrir a una legisladora para que con la ayuda del medio más poderoso del país denuncien a una ex presidenta” cabe destacar que no corresponde expedirme porque esa cuestión ya está siendo investigada por otro magistrado, conforme fuera informado por varios medios de comunicación”. Picardi hace referencia a la denuncia que hizo –la última vez que estuvo en el edificio de Comodoro Py- la ex presidente de la Nación, acompañada por uno de sus abogados penalistas, Alberto Beraldi, ante el fiscal Gerardo Pollicita. Ese caso está a cargo de la jueza María Servini.

“En atención a todo lo expuesto, a lo largo del presente ha quedado evidenciado que los hechos denunciados por el Dr. Dalbón en modo alguno alcanzan el umbral mínimo para habilitar la instancia de una investigación judicial, ello por la endeblez de sus manifestaciones y la ausencia de perjuicio concreto, que impiden así vislumbrar indicios para sostener que se pergeñaron y desplegaron las finalidades criminales alegadas”.

El fiscal consideró que no hay delito. Ahora decide el juez.

Reproduce nota de Infobae.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.