Animales Sueltos, el programa de televisión que conduce Fantino, se ha convertido en un ámbito escogido por el macrismo para sus operaciones sucias. A los habituales aprietes a jueces, carpetazos y calumnias se suma ahora la operación para depredar el cine argentino. Fuerte reacción de la industria.

Luis Puenzo, multipremiado director de cine, puso blanco sobre negro de qué se trata la operación.

Escuchá aquí el reportaje a Puenzo.

Ayer, Pablo Rovito, director de la Escuela de Cine, renunció en términos que van en el mismo sentido.

Renuncia el presidente de la Escuela de Cine.

“Como es de público conocimiento, el pasado martes 11 de abril, se emitió un ignominioso “informe periodístico”, en el programa “Animales Sueltos”, plagado de falsedades e inexactitudes. Esta burda operación de prensa sirvió como apoyo para legitimar un pedido de renuncia del Presidente del INCAA, Sr. Alejandro Cacetta, que no reconoce antecedentes válido” sostiene Rovito en su renuncia.

Casi toda la industria del cine ha señalado al unísono la operación.

Ver nota.

Hace unos días la periodista Gabriela Cerruti contó cómo desde el programa Animales Sueltos le pidieron plata para hacerle una entrevista.

Piden plata por las entrevistas

No hemos reflexionado lo suficiente sobre el ominoso clima que crea el complot oligárquico al usar los medios concentrados para “carpetear” con supuesta corrupción para implementar su plan de ajuste y saqueo.

Lo mismo le hacen a Cristina y a cualquiera que enfrente al poder real. Macri convirtió a Argentina en el país del revés. Las cosas son lo contrario de lo que se dice.

Imagen: Infonews.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.