En un discurso de cara a las elecciones presidenciales, Mauricio Macri felicitó a Larreta

Telam

El precandidato presidencial del PRO nacionalizó el festejo electoral por el triunfo de su aspirante a sucederlo en la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, al afirmar que “tiene que ver con algo mucho más grande que sucede ahora en todo el país por la vocación del cambio”.

El precandidato presidencial del PRO, Mauricio Macri, nacionalizó hoy el festejo electoral por el triunfo de su aspirante a sucederlo en la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, al afirmar que “tiene que ver con algo mucho más grande que sucede ahora en todo el país por la vocación del cambio”, en tanto el PRO se prepara para dos semanas de campaña de cara a un balotaje que no pudo evitar.
En conferencia de prensa tras celebrar un nuevo triunfo en las generales porteñas por el 45,6% de los votos, Macri sostuvo que la implementación “de la boleta electrónica fue un éxito total” y expresó su esperanza de que sea “un aprendizaje” para elecciones en otras jurisdicciones.
Con respecto a los resultados adversos del PRO en provincias como Córdoba -que también elegía gobernador hoy-, el jefe de Gobierno dijo que se había comunicado con su candidato allí, Oscar Aguad (Juntos por Córdoba), y aseveró estar “muy contentos con lo obtenido” allí.
Consultado sobre si su tesis de que es mejor acudir a las urnas separado del Frente Renovador cambia con los resultados de Córdoba, respondió:
“No es cuestión de si ir o no separados, sino si es mejor ir con más de lo mismo. Nosotros de ahora en adelante hasta las PASO vamos a plantear el debate sobre la necesidad de un cambio más profundo”.
“Con todo el respeto del mundo con las cosas que hizo este gobierno, pero siempre mirando el futuro. Contra lo que nos quieren vender de la resignación, de que ya ganaron”, agregó, y según él, el oficialismo “está preocupado, apurado por instalar de que ya ganaron y eso no es verdad porque el poder lo tenemos cada uno de nosotros con nuestro voto”.
Fuentes del PRO relataron a Télam que los miembros del partido interpretaron el discurso de Macri como un “intento de nacionalizar” la jornada y la campaña, que de aquí en adelante, por la proximidad de las PASO de agosto, estará más asentada en la temática nacional y cada vez menos en la porteña.
Por su parte, Rodríguez Larreta en la rueda de prensa reiteró el mismo leit motiv del cual ningún macrista piensa alejarse: “La ley es muy clara, para no ir a una segunda vuelta hace falta el 50% más 1 voto. Así que mañana mismo comenzamos a trabajar de nuevo con los vecinos, de quienes siempre tenemos cosas que aprender”.
“Le agradezco a todos los porteños que hoy fueron a votar, a los muchos que nos acompañaron con el voto porque luego de ocho años de trabajo nos siguen eligiendo, pero quiero agradecer a quienes no nos acompañaron que demuestran que siempre se pueda mejorar”, subrayó el jefe del gabinete.
Además, admitió que “falta mucho por hacer, de seguir el camino escuchando a los vecinos y atendiendo a sus necesidades”, acompañado además por su compañero de fórmula, Diego Santilli, y el cabeza de lista para legisladores porteños, Francisco Quintana.
Previamente, en un orden esquemático que caracteriza al PRO, Larreta había festejado en el escenario con toda la plana mayor del partido junto a Macri y Gabriela Michetti y referentes nacionales, mientras que media hora antes tuvo su momento protagónico junto a sus compañeros de gabinete y la vicejefa María Eugenia Vidal.
Fue la precandidata a gobernadora bonaerense la que hizo la referencia más clara a la idea de poder evitar una segunda vuelta al poner la responsabilidad del lado de ECO: remarcó que la Constitución de la Ciudad “es muy clara” al respecto pero que si nadie supera el 50% “la decisión de ir a balotaje o no es de la segunda fuerza” en cantidad de votos.
Además, subrayó que “esta es la primera elección (ejecutiva) sin Mauricio Macri en la boleta y con este caudal de votos es un gran resultado”, a lo que Santilli sumó que la Ciudad “tiene una historia de dos vueltas” electorales, pero que igualmente el resultado de hoy es “brillante” para el PRO.
En un búnker que respetó el cotillón macrista tradicional (música pop y rock nacional, globos y pantallas gigantes) pero que demoró en llenarse con militantes y dirigentes, primó el clima de alegría, que al promediar las 18 aspiraba a arañar los 48 puntos que forzaran a Martín Lousteau a resignar un balotaje, un resultado que no terminó dándose.
El jefe de gabinete de la Ciudad ofrecerá este lunes a las 8 una conferencia de prensa en el hotel Sheraton de la Avenida Córdoba, acompañado por el senador Diego Santilli.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.