por Bárbara Del Pópolo para MDZol

Esta semana, los empresarios, los gremios y el Gobierno se cruzaron por discusiones entre paritarias e inflación. Definiciones básicas para entender el fenómeno del aumento sostenido de los precios en Argentina.

En medio de las discusiones paritarias todos hablan de lograr un sueldo que supere la inflación y así obtener un aumento de poder adquisitivo. El Gobierno asegura que los precios se vienen desacelerando y, nuevamente, culpa a los empresarios por inflarlos.

De todas maneras, la inflación no se genera por precios o paritarias altas, sino que estos factores son consecuencias de la misma.

Esta semana, el ministro de Economía, Axel Kicillof, pidió paritarias que no superen el 27% de aumento para que se ajusten a una inflación que los mismos detractores del gobierno estiman que no supera el 25% (de acuerdo con las declaraciones del funcionario).

“Que ningún empresario se haga el vivo dando un aumento que no puede pagar de su bolsillo, porque cuando no lo puede pagar, se da vuelta, lo pone en el precio y terminamos pagándolo todos los demás, y después se quejan de la inflación”, se quejó el ministro.

En Mendoza, el titular de la Federación Económica (FEM), Adolfo Trípodi, explicó que el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, instó a que se bajaran las propuestas al 22%. Y el titular del Centro de Empleados de Comercio, Guillermo Pereyra -en coincidencia con Trípodi-, consideró que el gobierno impuso un “cepo paritario”.

Al respecto también se refirió el titular de la UCIM, Daniel Ariosto, quien admitió que se trasladan los aumentos a los precios, pero aseguró que se hace no para no perder rentabilidad, sino para la propia supervivencia de la empresa, y advirtió que los compradores no aceptan más aumentos.

Entonces, ¿de qué hablamos cuando decimos que hay inflación?
inflación. La inflación consiste en un aumento general del nivel de precios que obedece a la pérdida de valor del dinero.(1)

Según estimaciones del economista Daniel Garro, de la consultora Value, que la inflación actual “baja del 40% anual al 30% anual, se debe pura y exclusivamente a que el Banco Central (BCRA), retira $0,60 del mercado por cada $1 que emite”.

Con este panorama, ¿por qué la economía resiste?

De acuerdo con Garro, existe una muy fuerte contracción monetaria en el mercado. El Ministerio de Economía empezó a colocar deuda pública, con lo cual, ayuda al BCRA a que emita menos para cubrir el déficit fiscal y al mismo tiempo absorbe pesos del mercado también ayudando al BCRA a colocar menos Lebac y Nobac (incluso a plazos un poco más largos).

Lamentablemente, sólo la emisión monetaria es la que genera inflación, el resto es consecuencia, no causa.

El economista consideró que también es verdad que la recesión ayuda a bajar algo los precios, pero muy poco ante tamaña emisión. El atraso cambiario también es un factor que ayuda, pero es indirecto, ya que el tipo de cambio se ha planchado precisamente porque el BCRA y el ministerio de economía han secado la plaza de pesos (no por los controles lo cual es un absurdo científico pensar eso).

En ese contexto, las paritarias influyen de forma indirecta si hay emisión monetaria.
“Si no hubiera emisión monetaria y por aumento de productividad las empresas pudieran pagar un 30% de aumento, los precios no se moverían”, advirtió el especialista.

¿Y el comportamiento de las personas contribuye a aumentar la inflación?

El comportamiento de los ciudadanos, como el de las empresas, no influye en que haya o no inflación.
La inflación es un fenómeno exclusivamente monetario, pero derivado del principio de oferta y demanda: si la oferta de dinero es mayor a la demanda de dinero, hay inflación, y a la inversa.

(1) Definición de la Enciclopedia Virtual –Eumed.net-.

Fuente: http://www.mdzol.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.