Joaquín Morales Solá en La Nación se suma al cardumen de pirañas que caen contra el juez Zaffaroni por ejercer su libertad de opinar.

Cual Torquemadas modernos, los cómplices del macrismo, someten a escarnio (y también a torturas) a los opositores. Con Gils Carbó, por caso, la hicieron renunciar amenazando su hija. Quién fue Torquemada.

Son risibles los argumentos con que el visitante de los campos de tortura de la dictadura en pleno funcionamiento, publica en el mismo diario que le dijo el 15 de mayo de 2003 a Néstor Kirchner que Argentina se había dado gobierno por año, ataca a Zaffaroni.

Morales Solá, sí el mismo de la foto, dice que Zaffaroni rompió un contrato básico de la democracia.

En el mismo diario en que su director dejaba constancia por escrito que demorarían un año en voltear a Néstor Kirchner.

Horacio Verbitsky explicaba en ese entonces de qué se trató el pliego de condiciones que rechazó Néstor Kirchner.

Imagen: Joaquín Morales Solá entrando a “La Escuelita”, centro de torturas de la dictadura. No parece una visita en el marco de un estudio historiográfico. http://laverguenzademifamilia.blogspot.com.ar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.