Macri fue a la fábrica del auto “Meritócrata”. La publicidad expresa el corazón del macrismo. Son los dueños de todo porque es justo que lo sean. Los pobres se merecen su suerte, no se habrán esforzado lo suficiente. No sólo aplican políticas desastrosas, además se mueren de risa y dicen que te lo merecés.

La publicidad macrista

Un comentario de Dolina

Una perla que muestra la impostura

General Motors no escapa a la regla de los que cacarean mérito.

El dirigente político de SI, Alejandro Cruz, recuerda:

“CHEVROLET: Estaba casi fundida la empresa en Argentina y el Gobierno anterior les prestó 70 Millones de Dolares para que lanzara nuevos modelos que luego se vendieron bien. Un Meritócrata le hubiera dicho, “¿Estas mal?, Jodete, te lo mereces””

Un aplazo para Mariú

Las tonterías “meritócratas” generan políticas públicas profundamente injustas, argumentadas de modo lamentable, como el cambio en el sistema de evaluación educativa de la Provincia de Buenos Aires.

Ver aquí.

“La meritocracia es un valor que debe ser aprendido” dice Vidal y uno no puede más que enfurecerse con la mediocridad y miseria de esta mujer.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.