Una maniobra de encubrimiento accionario que el ministro de energía, Aranguren, no puede controlar porque está ilegalmente en ese cargo. Desde que asumió viola la legislación con la complicidad de Laura Alonso (otra ilegal que no tenía título habilitante para su cargo).

Shell contrató con Aranguren decenas de operaciones de importación de gas a precios exorbitantes. Ahora realizan una división empresaria ficticia que anuncia peligros de fraude, pero ya se sabe de qué lado estarán los funcionarios gubernamentales.

Shell le vendió sus negocios a una empresa que le pertenece

La petrolera anglo-holandesa anunció que se desprendió de una de sus unidades de negocio, pero se la entregó a una de sus filiales.

Shell anunció que le vendió su negocio de refinación y distribución de combustibles a Raízen. La brasileña, sin embargo, no es ajena a la petrolera anglo-holandesa, sino que le pertenece en un 50%, por lo que la compañía continuará con el control de sus operaciones a través de su controlada.

El acuerdo por U$S 950 millones consiste en desprenderse del denominado “downstream”, que incluye la refinería de Buenos Aires, sus 645 estaciones de servicio, los negocios de combustibles marítimos y otros. No incluye, sin embargo, el negocio de “upstream” (extracción petrolera) en Vaca Muerta.

Raízen, conformado en 2011 entre Shell (50%) y Cosan (50%), es uno de los más importantes compañías de combustibles de Brasil. Cosan es una productora de azúcar, etanol y bioenergía en el país carioca.

La venta forma parte de un programa de desinversión global de U$S 30.000 millones para recaudar efectivo. Raízen continuará el uso de la marca Shell en Argentina.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue presidente ejecutivo de la filial local de Shell hasta mediados de 2015 y accionista de la casa matriz hasta el año pasado, cuando la Oficina Anticorrupción finalmente lo obligó a desprenderse de ella.

Sin embargo, la ley de ética pública le prohíbe explícitamente ejercer en su cargo, por lo que Laura Alonso inventó una solución parcial: que Aranguren no firme las resoluciones sobre Shell. Esto ahora deberá extenderse sobre Raízer, dado que le pertenece a la misma petrolera.

Fuente: El Destape. Link. Imagen: El Destape.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.