Para Rodríguez Larreta, la fiesta estaba pipí cucú. Los controles estaban bien, Costa Salguero, la concesión trucha, estaba bien, los prefectos transeros de Bullrich estaban bien, estaba todo bien. ¿Fue un accidente entonces? Claro, sus amigos están en todos los negocios, y se sabe, entre bueyes no hay cornadas.

Rodríguez Larreta no se hace cargo de Costa Salguero: culpa al destino…

Anunció que se prohíben las fiestas electrónicas en la Ciudad, eludiendo cualquier responsabilidad en la muerte de cinco chicos en Costa Salguero, mientras la justicia investiga la connivencia entre los privados y el Estado.

 

Por “los chicos que se nos fueron” –como si hubiera sido obra de la naturaleza o el destino– el gobierno de la Ciudad decidió prohibir las fiestas electrónicas, tras la trágica muerte de cinco jóvenes en Costa Salguero.

Buscando, sobre todo, no hacerse cargo de ninguna responsabilidad como Estado, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, deslindó responsabilidades mediante un discurso y en Twitter, donde sostuvo que “no queremos más familias destruidas por la droga”.

Lo que mata, en realidad, es la complicidad de los narcos y el Estado, debió habérsele respondido al exjefe de Gabinete de Mauricio Macri. De hecho, la Justicia investiga la posible connivencia de la empresa organizadora de la Time Warp y la Prefectura presente en Costa Salguero.

Mientras tanto, la Ciudad envió un proyecto de ley a la Legislatura para reglamentar este tipo de fiestas que, hasta que no se apruebe, “no se darán más permisos para este tipo de eventos”, anunció Rodríguez Larreta.

Fuente: Diario Registrado. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.