El Partido Justicialista respaldó a Cristina frente al ataque terrorista de estado en su contra.

El PJ se mostró fuerte y respaldó a Cristina Kirchner

En un nuevo plenario nacional, varias provincias se sumaron y mostraron una fuerte unidad en medio del tormentoso frente judicial.

Pese a las graves denuncias contra ex funcionarios kirchneristas y dirigentes del peronismo, el Partido Justicialista realizó hoy un plenario nacional en el que exhibió incorporaciones de provincias que no venían participando de la vida partidaria y se mostró compacto en la defensa de la ex presidenta Cristina Kirchner.

En medio del tormentoso frente judicial vinculado al escándalo de los cuadernos, el peronismo buscó dar un mensaje de fortaleza y exhibió a los vicegobernadores de Tierra del Fuego, Juan Carlos Arcando; de Chaco, Daniel Capitanich; y de San Juan, Marcelo Lima; tres provincias que venían moviéndose en la órbita del Peronismo Federal y que ahora, tras el fin de la intervención, habrían saltado el cerco.

Por el contrario, Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Juan Manzur (Tucumán) continúan por fuera del frente que prepara el PJ Nacional en alianza con Unidad Ciudadana, la fuerza de Cristina Kirchner.

Por Entre Ríos, sí estuvo el ex gobernador Sergio Urribarri, quien tiene ganas de volver a gobernar su provincia con el impulso del kirchnerismo, pero se vería impedido porque la carta constitucional de la provincia impide un tercer mandato.

En la sede de Matheu 130 también se produjo el regreso del senador y presidente del PJ puntano, Adolfo Rodríguez Saá, quien a diferencia de su hermano Alberto, había dejado hace tiempo de ser un “habitué” de las reuniones en la tradicional casa del peronismo del barrio de Balvanera. Además de Alberto Rodríguez Saá, la otra mandataria provincial presente fue Lucía Corpacci de Catamarca.

El intendente de General Roca, Martín Soria, quien pisa fuerte en las encuestas como precandidato a gobernador de Río Negro, el ex gobernador de La Pampa, Rubén Marín, y el ex gobernador bonaerense y actual número dos del partido, Daniel Scioli, fueron otras presencias destacadas en el plenario que encabezó el presidente del PJ, José Luis Gioja.

Hubo una defensa férrea de Cristina Kirchner, a quien consideran blanco de una campaña de “persecución” permanente orquestada por el Gobierno y el juez Claudio Bonadio. Gioja, actual diputado nacional del Frente para la Victoria- PJ, acusó al Gobierno de “usar a un sector de la Justicia para hostigar y perseguir a quienes hacen oposición en la Argentina”.

“Necesitamos que se haga justicia, pero no queremos shows” afirmó durante una conferencia de prensa que se desarrolló al cabo de la cumbre, que duró más de tres horas.

Gioja se despegó de la causa de los cuadernos y negó haber tenido información sobre movimientos irregulares de dinero durante el kirchnerismo, al afirmar que “si hubiera sabido, lo habría denunciado”.

“El que se autoincrimine que se haga cargo de lo que dice”, indicó el sanjuanino, en referencia a la confesión de Hugo Martín Larraburu, quien fuera secretario del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina.

Luego de la reunión se difundió un documento orgánico en el que se hizo hincapié en un plan del Gobierno para “distraer al pueblo” respecto de la “crisis” que el PJ considera autoinfligida. Según alertaron, el país enfrenta una “situación de extremo peligro” y “va camino a una crisis de proporciones”, y advirtieron sobre la elevada inflación, la “presión tributaria” y la eliminación del Fondo Federal Solidario, una “clara medida de ajuste despiadado”.

“Mientras estas cosas ocurren se distrae al pueblo con una novela con aires de burlesque, ocultando y mintiendo, cuando se impone conocer toda la verdad, pero ello supone respeto de la legalidad y el sometimiento a jueces naturales, imparciales y ajenos a enemistades manifiestas o intereses económicos y políticos, que persiguen la intención de algunos sectores judiciales y mediáticos de servir a estrategias geopolíticas dirigidas a proscribir y perseguir dirigentes políticos, sociales y sindicales de la oposición”, denunciaron.

“Hoy van contra Cristina Fernández de Kirchner, pero en realidad van contra el Peronismo, que es el único partido político de oposición que tiene este Gobierno”, concluyeron.

Del plenario también participaron el presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez; los intendentes Verónica Magario (La Matanza), Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas); el senador nacional formoseño José Mayans; los diputados nacionales Agustín Rossi, Daniel Filmus, Fernando Espinoza, Cristina Álvarez Rodríguez y Eduardo “Wado” De Pedro.

También estuvieron los gremialistas Omar Plaini, Antonio Caló, Víctor Santa María y Ricardo Pignanelli; el ex canciller Jorge Taiana; el ex embajador en el Vaticano Eduardo Valdés; el diputado provincial Fernando “Chino” Navarro; y los dirigentes Gabriel Mariotto, Guillermo Moreno y Julián Domínguez.

Fuente e Imagen: El Destape. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.