La cúpula de la CGT sigue apoyando al macrismo a pesar del peor año para los trabajadores desde 2002. Desempleo, baja de salario real, precarización, son parte del modelo de que estos burócratas son cómplices. Ni siquiera le hacen cumplir sus propias promesas.

Actualizarán impuesto una vez al año; deducciones, acotadas

EL ACUERDO MARCO ENTRE EL GOBIERNO Y LA CGT EXIMIRÁ EN PARTE VIÁTICOS, HORAS EXTRAS Y ALQUILERES

La cúpula de la central obrera y el Gabinete llegaron a un pacto por el mínimo, las escalas y las exenciones.

MARIANO MARTÍN

Los valores del mínimo no imponible, las escalas y otros ítems de Ganancias acordados ayer entre el Gobierno y la CGT tendrán una actualización automática anual basada en la evolución promedio de las remuneraciones aportantes al sistema previsional. En caso de ser aprobado en el Congreso el principio de entendimiento alcanzado ayer esos números quedarán atados a la variación del índice que mide la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). Se trata de un indicador que este año midió hasta agosto 19,9%, muy por debajo de la inflación de ese período de acuerdo al denominado “índice Congreso”, que en esos meses totalizó 30,8 por ciento.

En la actualidad el Ripte es la base de cálculo para la actualización de las prestaciones del régimen de riesgos del trabajo y una de las variables (junto con la evolución de la recaudación) para definir los dos aumentos anuales en jubilaciones y pensiones. En 2015 tuvo una variación de 28,3% (contra una estimación de inflación de 30% según el actual director del INDEC, Jorge Todesca), mientras que la de 2014 fue de 32,1, comparada con el alza de precios de 23,9% que midió la estadística entonces oficial y del 38,5% de la del Congreso.

En el Gobierno y la CGT se encargaron de aclarar que los puntos pactados ayer serán la base para la discusión que la administración de Mauricio Macri deberá tener con los gobernadores y la oposición para alcanzar un proyecto de ley consensuado. Entre esos puntos figuran nuevos mínimos no imponibles de 37 mil pesos para un trabajador con carga de familia y de $ 27.941 para solteros; la apertura de una nueva escala mínima de 5% para los contribuyentes de menores ingresos y deducciones acotadas para la percepción de viáticos y horas extras y para el pago de alquileres.

Sobre este último punto, a instancias de la presión de la central obrera los funcionarios concedieron la posibilidad de deducir de Ganancias una parte del alquiler de vivienda, aunque en Trabajo aclararon que ese impacto será insignificante. Según lo conversado ayer los inquilinos podrán deducir hasta el 40% de sus contratos mensuales y con un valor tope de $ 48 mil anuales (o un alquiler de $ 4 mil por mes). Así, un inquilino que alquila por $ 5 mil podrá deducir hasta 2 mil pesos, mientras que cualquier pago por encima de los $ 10 mil tendrá un tope de deducción de 4 mil pesos. La exención sobre los créditos hipotecarios seguirá como en la actualidad.

En las otras deducciones se acordó una base teórica que quedará sujeta al costo final de los cambios. Ese entendimiento prevé eximir el pago de viáticos hasta un tope todavía no resuelto y las horas extras sólo en el caso de las trabajadas en días feriados o no laborales. El resto de las horas extra tributarán Ganancias con una salvedad: no se tomarán en cuenta en caso de que su percepción produzca el salto a una escala superior del contribuyente. 

Estos puntos fueron determinantes por representar la bandera de los gremios del transporte que ayer mismo paralizaron buena parte de la actividad durante la mañana, mientras la cúpula de la CGT permanecía reunida con un sector del Gabinete en el Ministerio de Trabajo. Sin embargo hasta anoche no estaba claro que alcanzaran para conformarlos (ver nota aparte). Otro ítem pactado ayer fue un diferencial de 22 por ciento más en el mínimo no imponible aplicado a los trabajadores que perciben el plus por zona desfavorable en la región patagónica.

En cuanto a las escalas, para el ejemplo del trabajador con carga de familia que cobra entre $37 mil y 57 mil pesos en bruto (primer nivel) pagará de Ganancias 5%; entre 57 mil y 77 mil pesos, 9%; entre 77 mil y 97 mil, 12%; entre 97 mil y 117 mil, 15%; entre 117 mil y 157 mil, 19%; entre 157 mil y 197 mil, 23%; entre 197 mil y 277 mil, 27%; entre 277 mil y 357 mil, 31%, y el tope de percepción, de 35%, lo abonarán quienes perciban por arriba de 357 mil pesos.

Fuente e imagen: www.ambito.com. Link

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.