Macri encabeza el complot del engaño al pueblo argentino. El oligarca más obsceno de la historia no deja de jugar con la pobreza. Una muestra más de cómo se nos ríe en la cara.

Ahora nos dice que pobreza cero era un camino. Mintió. Y vuelve a mentir. El plan es generalizar la pobreza. Cada una de las medidas apunta a multiplicarla.

El discurso de un avezado mentiroso

“Desde ahora me evalúan” dice Macri. No importa, cuando termine su gobierno, desde Panamá, nos va a decir que “era un camino que tuvo algunos tropiezos” por eso aumentó tanto la pobreza… Lo cierto es que desde que asumió Macri los pobres aumentaron no menos de 30% y los indigentes aún más.

¿Por qué dice desde ahora?

Sí, claro que es un pelafustán mentiroso. Pero además es un fundamentalista neoliberal. Desde ahora no es porque desde ahora están los supuestos números del INDEC. Es desde ahora porque ya tomaron las medidas desregulatorias del vademecum neoliberal. Como los fundamentalistas neoliberales, naturaliza que el único camino posible es un régimen en que los ricos someten y esclavizan mientras se llevan la plata a Panamá. ¿A quién se le puede ocurrir restringir el derecho a llevarse la plata a Bahamas?

Ya tomaron las medidas que implicaron en torno a 13% de caída del salario real, eliminación de las retenciones a cerealeras, tarifazo, devaluación. El primer sacudón está hecho. No será el único mientras gobierne.

Los supuestos “números del INDEC” son otro engaño. Lo tuvieron cerrado seis meses en una situación inédita en Argentina y las estadísticas no son confiables. Le conviene sobreestimar la pobreza porque apuesta a que el blindaje mediático convencerá que se debe a la “pesada herencia”. Sus propios punteros dicen que se más que duplicó la gente que atienden en los comedores. No hay mejor estadística que esa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.