Macri, blindado, no escucha los reclamos. Nuevamente se multiplican los repudios y demandas. Esta vez en Mendoza.

Sindicatos y ciudadanos quisieron hacer llegar sus preocupaciones a Mauricio Macri en Mendoza. Un dispositivo de blindaje extremo lo evitó.

En el tradicional Cerro de la Gloria, en el monumento a la gesta libertadora, Macri se burló otra vez del pueblo.

Ciudadanos independientes, militantes sindicales y agrupaciones políticas quisieron hacer llegar a Macri reclamos que van desde el respeto a derechos laborales hasta la necesidad de acceder a la luz y el gas a precios accesibles. No pudieron. El presidente se movió en helicóptero y en ámbitos vallados para evitar el repudio popular.

Un capítulo especial merece la escalada de la represión macrista.

No sólo aislan a Macri. Policías mendocinos detuvieron a militantes que realizaban una pegatina la noche del martes. Ya fueron liberados pero se enmarca en el estado policial que construye este gobierno impostor.

Globos negros muestran mejor la “revolución de la alegría”

Fotos: Cristina Raso.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.