El oficialismo político, mediático y judicial muestra una vez más su modus operandi en el ataque a Ricardo Echegaray. No lo hostigan por ninguna cuestión del pasado sino porque quieren hacer tranquilos sus transas. Un nuevo escándalo institucional: el macrismo no respeta ni los cargos que la Constitución reserva a la oposición.

¿Qué consecuencias tiene eso?

Por ejemplo que el aumento el 2000% las tarifas para la empresa Shell (Aranguren) u otros amigos que harán los correspondientes depósitos en Bahamas a nombre de quien Mauricio indique, no pueda ser cuestionado por la Auditoría.

El Gobierno removió a Ricardo Echegaray de la AGN

Ocurrió luego del procesamiento dictado por el juez Claudio Bonadio. Su designación había generado rispideces en la interna de Cambiemos.

El Gobierno nacional finalmente avanzó y removió a Ricardo Echegaray como presidente de la Auditoria General de la Nación (AGN), luego de que el juez federal Claudio Bonadio lo procesara por presunta violación del secreto fiscal, una causa que podría poner en serio riesgo la investigación por evasión impositiva que involucra la banco HSBC.

Tras conocerse la decisión del magistrado, la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, y de Diputados,Emilio Monzó, elaboraron una resolución conjunta para remover del cargo al ex titular de la AFIP. La designación de Echegaray, por pedido del FpV, principal bloque opositor, había generado tensiones al interior de Cambiemos con Elisa Carrió.

En la resolución, los funcionarios aluden a que la ley 24.156, que regula el funcionamieno de la AGN, establece que un integrante de la misma puede ser removido en caso de “inconducta grave o manifiesto incumplimiento de sus deberes”.

Curiosamente, el presidente de la Nación asumió estando en la misma situación procesal que hoy se encuentra Echegaray, mientras que el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, también lo está.

Ahora, se espera que Echegaray insista en quedarse en el cargo, a pesar de la resistencia de la Casa Rosada. Alegaría que su procesamiento no está firme. La estrategia de Echegaray, en ese caso, será solicitar que para la remoción se aguarde a que la Cámara confirme el procesamiento dictado por Bonadio.

Fuente: eldestapeweb.com. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.