Insólito. Pedagógico. Macri le dice a los argentinos cómo tienen que coimear a los funcionarios. “La tuya está”. Hizo su fortuna con 40 años de obra pública y concesiones, así que de eso debe saber.

En la inauguración de una terminal portuaria de Dreyfus, una de las cerealeras que, a través de la eliminación de retenciones, se apropió de parte importante del ingreso de los argentinos (que pagamos en aumentos de precios de los alimentos), Macri, a sus anchas, tuvo otro minuto histórico.

Miralo


No deja de sorprender.

La tuya está. Es evidente que tiene que citarlo un juez para que explique qué negociado conoce que se selló con esas palabras. Las empresas de la familia Macri no cultivan pepinos en Chaco, negocian con el Estado. Reciben concesiones como el caso del Correo Argentino, que quebraron, o son contratistas de obra pública.

La tuya está es otra burla insólita. Imperdonable.

Pero antes de decirte cómo se coimea un funcionario, Macri te dice que el gas que usas para vivir hace que no funcione una fábrica. Es una canallada más. Y una mentira más. Las fábricas en Argentina cierran en mayor número cada día por sus políticas neoliberales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.