En medio de la corrida, el macrismo presentó su asesor estrella, Domingo Felipe Cavallo, ¿te suena?

En medio de la corrida del dólar, el ex ministro volvió con consejos para Macri

Y en eso apareció Cavallo

El ex ministro del menemismo y de la Alianza, padre de la convertibilidad y del corralito, reapareció en el prime time televisivo. Lanzó una defensa al ajuste de Cambiemos pero advirtió que “el 2001 se puede venir dentro de algunos años”. Elogió a Sturzenegger y dijo que nunca se reunió con Macri pero que le envió su libro para “ayudar”.

El ex ministro de Economía del menemismo y de la Alianza, Domingo Cavallo, volvió al prime time de la TV por cable en una entrevista durante la cual apoyó la política de ajustes con economía recesiva del gobierno de Cambiemos, dijo tener razón en todos los pronósticos que hizo y lanzó sus vaticinios que concluyen en que si no se oyen sus recomendaciones, la economía y la buena ventura del país fracasarán. En esa línea, advirtió que “el 2001 se puede venir dentro de algunos años si siguen con una política de endeudamiento exagerado, con tasas cada vez más alta de interés, endeudamiento a corto plazo y sin que cierre el déficit fiscal”.

Dijo que al radicalismo lo “sufrió más que al peronismo”, defendió las privatizaciones y es tuvo a un tris de autopostularse como “el ministro de Economía que necesita” el gobierno de Cambiemos.

Durante una entrevista por TN, el ex funcionario promocionó sus libros y su blog y dijo que con ellos estuvo “tratando de ayudar” a los gobiernos anteriores y al actual con sus conceptos de “estanflación” y etcétera. Además, fiel a su autovictimización, aseveró que “los periodistas y los medios me proscribieron”, que lo “demonizaron” y de paso lanzó criticó la “pesificación compulsiva de la economía”, en lo fue una velada defensa al 1 a 1 (un dólar equivalente a un peso) que hizo implosionar la economía con las derivaciones ya conocidas en el estallido de 2001.

En la charla, Cavallo negó haberse reunido con el presidente Mauricio Macri durante estos últimos días. Sostuvo que esa versión fue “para crear desconcierto”, aseguró que no le recomendó un dólar a 30 pesos y contó que le envió uno de sus libros porque “uno de los déficit más grandes de su equipo es que no conocen la historia económica de la Argentina”.

Con su verba que arremolina comparaciones de peras y manzanas, Cavallo consideró también que “Macri no puede ser su propio ministro de Economía porque a ese error ya lo cometió Néstor Kirchner”, el ex presidente durante cuya gestión el Estado le marcó la cancha al mercado.

“El Central no se tiene que meter en el funcionamiento del mercado de capitales y en el proceso de endeudamiento del Estado”, recomendó el también ex titular de la autoridad monetaria durante la última dictadura militar que, durante su gestión, estatizó la deuda privada, entre ellas las del grupo Socma de la familia Macri.

Respecto del “mejor equipo de los últimos 50 años”, dijo que hay “gente muy buena técnicamente”, elogió particularmente al titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, aunque le criticó su defensa de “la volatilidad cambiaria, que es lo que hace aumentar la demanda de dólares”.

También recomendó que lo que Cambiemos necesita es “una persona que tenga una comprensión global de la economía”, puntualizó que “lo que falta es un ministro de Economía” y por poco no se postuló para un cargo al recodar que “Menem nunca disputó su poder conmigo”. “No voy a dar ningún nombre, porque basta que lo haga para que lo queme”, respondió cuando se le pidió que recomendara a alguien idóneo para ese puesto, en lo que fue un rapto de reconocimiento de su influencia negativa.

Se hizo tiempo también para defender las privatizaciones y el corralito financiero. Sobre las primeras se preguntó “¿acaso no recuerdan que había cortes de electricidad de ocho horas?”, como si ahora ocurriera lo contrario. Sobre el segundo dijo que “el corralito no permitía el uso del dinero pero no lo desvalorizaba”. Y como cierre negó su responsabilidad en la crisis de 2001. “Ese año lo que había era una deflación y crisis financiera. Hicimos lo que había que hacer, una restructuración ordenada de la deuda”, sintetizó.

Sobre el tema de los tarifazos, dijo que ello es producto también de la falta de unificación de las distintas áreas de economía y del mercado mayorista de los servicios públicos. Citó como ejemplo la gestión del Ministerio de Energía: “Aranguren podría haber sido un buen presidente de YPF” pero “obviamente no entiende el funcionamiento del sistema petrolero”, y si no hay reglas de juego, por más tarifas que le den no van a venir las inversiones”.

Al respecto atacó a la oposición por “estar actuando con una irracionalidad extrema y con demagogia” en su intento de ponerle un freno por ley a la suba de tarifas. Para Cavallo esto es “ponerle palos en la rueda al Gobierno”.

En su defensa a la administración macrista, Cavallo dijo que Néstor Kirchner de “buscó poder y dinero”, acusó a Eduhardo Duhalde de hacer “un zafarrancho” con la pesificación y consideró que  el problema de Cristina Kirchner fue que “se ideologizó”.

Fuente: Página 12. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.