Laura Alonso declaró por televisión que no investigará a los corruptos macristas. Es la confesión de un delito. Se la comienza a investigar a ella.

La Oficina Anticorrupción es uno de los organismos preferidos para el terrorismo estatal del macrismo. Con ella impulsan e inventan causas, se inmiscuyen en la tramitación de expedientes, se presentan como querellantes para embarrar o desviar investigaciones o para presionar jueces y fiscales. Laura Alonso no hizo más que blanquear algo que es público y evidente: encubre a los funcionarios macristas y persigue opositores por el solo hecho de serlo.

Investigan a Laura Alonso por admitir que la OA no querella en las causas por corrupción del Gobierno

El caso se abrió por una denuncia de la diputada del FpV Gabriela Cerruti luego de que la funcionaria macrista admitiera que la Oficina Anticorrupción no querella contra el Gobierno. La Justicia ordenó las primeras medidas de prueba para investigar la presunta comisión de los delitos de abuso de poder e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

La titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, comenzó a ser investigada por haber admitido en el programa de Luis Majul que ese organismo público no se presenta como querellante en las causas judiciales por corrupción que pesan sobre el gobierno de Mauricio Macri. 

La causa se abrió por una denuncia presentada por la diputada nacional del Frente para la Victoria Gabriela Cerruti luego de que Alonso reconciera: “Dado que he sufrido acusaciones personales respecto de parcialidad o falta de imparcialidad no estamos querellando en ninguna de esas causas, porque para que me acusen de encubridora en las causas y de ir a embarrar causas de la corrupción, que las lleven adelante los fiscales”.

Ahora el fiscal federal Ramiro González ordenó recientemente las primeras medidas de prueba para determinar si Alonso incurrió en los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público por esa decisión, según publicó Infobae.

En la denuncia contra la funcionaria, Cerruti argumentó que la actitud reconcida por la titular de la OA “no es una casualidad sino una decisión política; decisión política que, al leerla en sentido contrario, podría querer decir que sólo se impulsan las causas contra funcionarios/as de otras gestiones”.

La denuncia cayó por sorteo en manos del juez federal Daniel Rafecas, quien delegó la investigación en el fiscal González. La diputada nacional ratificó su denuncia y aportó una nota publicada por el sitio Chequeado.com que prueba que bajo la gestión de Alonso, la OA no querello a ningún funcionario del gobierno macrista.

Fuente: Política Argentina. Link. Imagen: Taringa!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.