Nicolás Balinotti en La Nación anticipa el documento que acordaron los líderes de todas las centrales sindicales para la inédita marcha de hoy.

El documento que acordaron los gremios: despidos, inflación y Ganancias

Las cinco centrales obreras unificaron un mensaje que se leerá esta tarde en el acto; cuestionan el plan económico del Gobierno y dicen que la herencia ya no sirve como excusa

Nicolás Balinotti-LA NACION

Los referentes de las tres vertientes de la CGT y de las dos CTA acordaron un documento común que se leerá esta tarde desde el escenario, en Paseo Colón e Independencia. El mensaje cuestiona básicamente el plan económico que adoptó la gestión de Mauricio Macri.

Entre los puntos más duros, las centrales obreras responsabilizan al Gobierno de “la aceleración de la inflación” y la “devaluación”, y consideran que estas medidas “caen sobre las espaldas de los trabajadores”. Y le exigen al Presidente enfrentar a “los grupos económicos” que forman los precios. Además, le pedirían informes sobre el plan antiinflacionario y sobre “los instrumentos” para creer que la economía se reactivará en el segundo semestre, como se argumenta desde la Casa Rosada.

Se distingue un párrafo que apunta al corazón del Gobierno: se critica el sesgo “empresarial” de las medidas y marcan que sólo con un plan financiero no se recuperarán la productividad ni el empleo. “Representa el regreso a históricas recetas con tristes consecuencias”, se precisa en una línea.

Al menos con los gremios, Macri ya no debería apelar al pasado y a la herencia recibida. “La justificación de que la culpa está en el otro no nos sirve”, dice el documento, que será leído antes de que expongan los cuatro oradores: los cegetistas Hugo Moyano y Antonio Caló y los ceteístas Pablo Micheli y Hugo Yasky.

El mensaje que acordaron las cinco centrales cierra con un rosario de demandas: exigen que se declare la emergencia ocupacional para limitar los despidos; advierten del incumplimiento de la promesa electoral de Macri en lo relativo al impuesto a las ganancias; reclaman la universalización de las asignaciones familiares; la plena vigencia del 82% móvil a los jubilados y del derecho a huelga sin ninguna reglamentación de protocolo, y rechazan la intromisión de cualquier órgano externo en la vida interna de los sindicatos. El último planteo, puntualmente, es por la intervención judicial del Sindicato de Obreros Unidos Marítimos (SOMU), cuyo líder, Omar Suárez, afronta varias acusaciones en los tribunales.

Fuente: La Nación. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.