Por: Carlos Almenara

Director Debate Mendoza

En el período previsto para Mauricio Macri en la presidencia no aparece otra fecha con mayor relevancia histórica que el bicentenario de la independencia. Analizamos frases que se destacaron de su discurso para la ocasión.

Numeramos las frases que anotó el Diario La Nación y las refutamos una por una. Ratificamos la aserción: Macri es el embustero más grande que ha conocido la historia argentina. No es un mentiroso, es eso pero es más que eso, es un tramposo, un estafador. Te contamos por qué.

  1. “Nunca es fácil asumir ser independientes y ser libres porque eso conlleva una responsabilidad”

Macri utiliza el aniversario patrio para cambiar la lógica y los valores sociales. Es pedagógico, de ahora en adelante tu desempleo, tu falta de plata, tu saturación con la explotación, corresponde a tu responsabilidad de hombre libre. ¿Él? No, él no tiene nada que ver, que para eso sos libre e independiente.

  1. “Los ciudadanos de 1816 no eran superhombres. Seguro tuvieron miedo y angustia, pero el coraje y la convicción fue más fuerte. Y tuvieron la decisión de ser protagonistas de su futuro”

Claro, los próceres tuvieron una angustia bárbara… por eso Macri ahora le pidió disculpas al “querido” rey de España. La respuesta historiográfica de Felipe Pigna.

  1. “Hoy les quiero pedir lo mismo a todos los argentinos: seamos protagonistas, tengamos fe de nuestra capacidad de crear y desarrollar. No tengamos miedo. No escuchemos a los que se han enfermado con el poder”

Comenzó el discurso diciendo que no había que echar culpas a otros pero ya se le acabó la cuerda. Es la técnica de la paradoja, del engaño que utiliza siempre: realiza una afirmación que desmiente en el mismo hecho que la realiza. Por otro lado, ratifica que no tiene un argumento, una razón para esgrimir y su vínculo ha sido construido por especialistas en base a lo emocional.

  1. “Les quiero pedir que la verdad gobierne entre todos nosotros”

Muy esquizoide.

  1. “Tenemos que alejarnos de la viveza criolla mal entendida, de que al vivo que engaña es al que le va mejor”

La “viveza criolla” es la de un trabajador que pide disminución de la jornada laboral pero no la de un empresario que hizo sus fortuna con 40 años de prebendas estatales y la llevó a Bahamas con maniobras delictivas.

  1. “Hay un juego de cartas que a mí me gusta mucho: el truco. Pero no se aplica a la vida. Uno no puede andar día a día cantando falta envido sin nada, no puede hacer señales falsas. Al revés. Necesitamos señales claras, que tenemos compromiso y palabras porque eso potencia nuestras capacidades”

Bueno… Lo interesante es que además de un estafador es un fundamentalista neoliberal.

  1. “Hay que entender que un país es como una familia; y lo que hace algún integrante de la familia siempre repercute a alguien más”

Hay una beta fascista en el discurso de Macri que encaja y se articula con los medios del genocida Magnetto. La idea organicista es parte de ese discurso que legitima la violencia que está ejerciendo contra la oposición política.

  1. “A nuestros trabajadores les digo que tenemos que alejarnos del ausentismo, la licencia y las jornadas reducidas. Cada vez que un gremio consigue reducir una jornada horaria todos los demás argentinos lo estamos asumiendo como un costo y no está bien”

Brillante frase para el Bicentenario de la Independencia. Además de antipopular, muy oportuna.

  1. “Los gobernantes tenemos que dar ejemplo en el diálogo, la cercanía, austeridad y transparencia”

Es una maravilla. Todavía no aportó un papel de las offshores que tiene en Panamá y dispone de organismos estatales que vulneran sus funciones para defenderlo, como el que preside Laura Alonso. Todo un ejemplo de transparencia. La cercanía queda de manifiesto en la cantidad de vallas que lo acompañan donde vaya. 

  1. “Nuestros jueces tienen que terminar con la impunidad, con equilibrio, mesura y cuidando el valor de la palabra”

Macri, un especialista en cuidar el valor de la palabra. Presiona a los jueces para que persigan a sus opositores. Como todos sabemos “ahora los jueces actúan sin presión” como nos dicen los medios de Magnetto y los programas que financia la ex SIDE en televisión.

  1. “Todas las transiciones son difíciles y este punto de partida es especialmente difícil”

Es interesante pensar qué tipo de transición sería. Podría ser de una democracia a una dictadura. O por lo menos a un complot oligárquico corporativo en el que Lorenzetti tiene una responsabilidad no menor. Igual hay que recordar que ningún presidente desde la recuperación de la democracia recibió una herencia tan positiva como Macri. Desempleo del 6%, economía en crecimiento, variables bajo control. Problemas absolutamente manejables.

  1. “Encontramos un Estado muy castigado por la mentira y la corrupción que nos sigue irritando todas las semanas”

Continúa el señor mentiras su tarea articulada con Magnetto de perseguir a la oposición política.

  1. “Dada la precariedad tuvimos que tomar muchísimas decisiones difíciles. Me dolieron. Pero si hubiese habido una alternativa para no tomarlas, la hubiese tomado. Pero no existía y yo que lo más importante es cuidar a todos los argentinos. Por eso a los más vulnerables los hemos empezado a acompañar”

Ya vimos que es mentira, pero vale señalar la recuperación por el macrismo del eterno discurso neoliberal del discurso único. En cualquier momento invitan a Fukuyama para que conferencie sobre “el fin de la historia”.

  1. “Vamos por el camino correcto. Vamos rumbo a un increíble futuro. Ya estamos bajando la inflacion que es este cáncer que tantas veces nos golpeó en esta historia. Y estamos trabajando para tener el gas y la energia suficiente”

Vamos a un increíble futuro. No sé si todos entendemos lo mismo por un increíble futuro. Ya produjo una redistribución de ingresos que implicó de piso una caída del 20% del salario real. Podrían haber controlado la inflación el día 1, los neoliberales saben de eso. No lo hicieron porque necesitaban que el salario caiga. Bullrich, con De La Rúa, bajó el 13%. Salió en helicóptero. Aprendieron y ahora hacen lo mismo subiendo los precios y subiendo mucho menos los sueldos. ¿Cómo no van a ir en el camino correcto si la oligarquía recuperó 15% del ingreso nacional? Ellos, para ellos, van bárbaro. Encima ahora se la pueden llevar afuera sin restricciones como a ellos les gusta.

En cuanto a la energía, va a sobrar. Volveremos a exportar como con Menem. Si total, industria no hay en el modelo de Macri. Necesitaremos mucha menos energía. Super ahorrativos.

  1. “En estos siete meses hemos aprendido a escucharnos y dialogar más. Falta mucho, pero lo importante es que cada día estemos un poco mejor”

Macri imposta sistemáticamente una actitud de humildad, totalmente guionada y ficticia, mediante la cual sobreactúa que “están aprendiendo”, “que rectifican”, “que corrigen”. Nada más falso. Otro engaño sugerido por Durán Barba por las mismas razones por las que le hizo afeitar el bigote.

  1. “Viva la patria y viva el amor. Vivan la patria y el amor”

En fin…

No hay una palabra de Macri que no sea para engañar. Miente si es necesario sin problema alguno, pero lo que lo caracteriza no es que sea un mentiroso silvestre. Lo que lo identifica es que cada palabra que pronuncia es una estafa.

Frases tomadas de La Nación. Link. Foto: La Nación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.