La noche del domingo 19, en un escenario preparado para la puesta en escena, festejando un triunfo, Mauricio Macri dio un discurso que sorprendió: apoyó buena parte de las políticas kirchneristas.

Balotaje porteño*

Golpeado, Macri ensayó un cambio de discurso a días de las PASO

El actual jefe de Gobierno porteño, Maurico Macri, festejó que sea Horacio Rodríguez Larreta quien lo suceda en el cargo y lanzó un discurso con miras a las presidenciales, aunque con un tono moderado y sin insistir en el cambio de políticas. Hizo foco en defender logros del gobierno kirchnerista y prometió mantener la AUH, y el control estatal de las jubilaciones, YPF y Aerolíneas Argentinas.

Macri pronunció un discurso en el escenario del bunker en Costa Salguero y se dedicó a formular promesas y expresar posicionamientos de cara a las elecciones nacionales del 9 de agosto próximo.

Macri agradeció “a los maravillosos vecinos de la Ciudad que una vez más nos dieron su apoyo de corazón” y afirmó que “por conocimiento, compromiso, por el equipo y por las ganas, sé que han elegido a un muy buen jefe de Gobierno próximo”, en alusión a Larreta, quien lo acompañó en el escenario junto a su compañero de fórmula Diego Santilli.

Macri pronunció un discurso con eje en el “cambio” y destacó que su proyecto “hoy se extiende en la Argentina, es un apoyo enorme para todos nosotros”, y realizó algunas propuestas de campaña que sugieren una continuidad en las principales políticas del kirchnerismo de estos años.

“Nos dicen que hay dos alternativas: o administrar mal como en los ’90 o pésimo como en los 2000 y eso es falso”, destacó Macri. “Aerolíneas Argentinas seguirá siendo estatal pero bien administrada, porque soñamos con objetivos superadores y entre ellos, que vuelen el doble de argentinos todos los años”, dijo.

Además, sostuvo que “YPF seguirá siendo manejada por el Estado”, pero planteó la necesidad de “la recuperación de la soberanía energética que este gobierno perdió, para lo cual también será tenida en cuenta la importancia de cuidar el medio ambiente y por eso se dará impulso a las energías renovables”.

Asimismo, sostuvo que la “Asignación Universal por Hijo se mantendrá” y que “las jubilaciones seguirán en manos de la ANSES, pero esta no será una herramienta política partidaria porque cada argentino merece una jubilación digna sin sufrir un apriete de un político”.

“Creo en la democracia y en sus instituciones, y por eso es importante que tengamos una justicia independiente que haga respetar la ley y no por amiguismos de la política”, afirmó y continuó: “también creo en la libertad de expresión y en el derecho a pensar diferente sin miedo a represalias”.

“Basta de perseguir al que piensa distinto, porque el poder es de la gente y no de los gobernantes, ya que nosotros estamos para servir y no para concentrar poder”, sostuvo.

“Aprendo de las lecciones de nuestra historia y tengo toda mi energía en cambiar el presente para construir la Argentina que soñamos”, sostuvo y añadió: “me pasa a diario que la gente me dice que no se anima a soñar en grande porque no sabe si puede aguantar una nueva desilusión”.

“Podemos estar mejor y lo vamos a estar porque tenemos un país lleno de riqueza con gente maravillosa, y hoy tenemos que estar más juntos que nunca”, finalizó Macri, quien minutos después bailó en el escenario con su hija Antonia, aunque con menos euforia que la demostrada en los festejos de la primera vuelta y las PASO.

*Ambito.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.