Google diseñará “algoritmos especiales” en función de los intereses geopolíticos de Estados Unidos. Facebook y Twitter ya lo hacen.

Explícitamente Alphabet (matriz de Google) apuntó contra las cadenas rusas RT y Sputnik pero es imposible pensar que la manipulación no se extiende hacia arriba y hacia abajo con todos los intereses del Departamento de Estado estadounidense. Hacia arriba, promocionando, hacia abajo, escondiendo.

Lo más insólito es la declaración de Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Alphabet es su afirmación de que no estaba “muy a favor de la censura”. Es interesante atender esta idea, la nueva forma de censura sería “dejarte hablar pero garantizarse que nadie te escuche”.

Estas manifestaciones públicas no hacen más que certificar las sospechas de manipulación por parte de los gigantes de internet. La visión romántica, de la red como un espacio “participativo” y “democrático”, parece ser solo eso, ilusión. Infundada con estas empresas.

Google diseñará algoritmos especiales para ocultar las noticias de RT

Los ejecutivos del gigante de Internet aseguran que la información “mala” será reemplazada por la información “buena”.

Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Alphabet —la empresa matriz de Google—, ha anunciado que la compañía “diseñará” algoritmos específicos para los medios de comunicación rusos RT y Sputnik con el fin de que sus artículos ocupen un lugar menos relevante en sus servicios de búsqueda de noticias.

En el Foro Internacional de Seguridad Internacional de Halifax (Canadá), al ser preguntado si Google facilita la “propaganda rusa”, Schmidt ha detallado que la compañía “está trabajando para detectar y eliminar ese tipo de páginas web, básicamente RT y Sputnik”, con lo cual “tratamos de diseñar los sistemas para evitar” que el contenido de su información “llegue a un público amplio”, aunque “no queremos prohibir los sitios: no operamos así”.

El ejecutivo afirmó que no estaba muy a favor de la censura, y agregó que el nuevo algoritmo del gigante tecnológico es capaz de detectar información “repetitiva, explotadora y falsa”, aunque no proporcionó detalles sobre cómo se determinarán esos aspectos.

Schmidt, para quien la exsecretaria de Estado de EE.UU. y excandidata demócrata a la Presidencia estadounidense Hillary Clinton es una “amiga de toda la vida”, agregó que la experiencia del “año pasado” mostró que no se puede confiar en que el público distinga una noticia falsa de una real.

“El discurso ‘malo’ será reemplazado por el discurso ‘bueno’, pero el problema con el que nos encontramos el último año es que en ciertas ocasiones esto no puede funcionar, especialmente cuando tienes un oponente bien financiado quien está tratando de difundir activamente esta información”, agregó.

Desafiando “toda lógica y razón”

Por su parte, RT ha criticado la medida propuesta por Google, como arbitraria y una forma de censura. “Google desafía toda lógica y razón: los hechos no están permitidos si provienen de RT, incluso si hace poco el propio Google dijo que no ha encontrado ninguna manipulación en su plataforma o violaciones de sus políticas por parte de RT”, ha comentado la directora del grupo RT y de la agencia Sputnik, Margarita Simonián.

En el 2012, Schmidt aconsejó al equipo de campaña electoral de Barack Obama realizar operaciones digitales y ofreció esos mismos servicios a la campaña de Hillary Clinton en el 2015, según varios correos electrónicos de la cuenta privada del jefe de campaña demócrata, John Podesta, filtrados por el portal WikiLeaks.

Mientras que en la noche de las últimas elecciones presidencias de EE.UU., Schmidt fue visto en la sede de la campaña de Clinton.

Fuente: RT. Link.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.